8 Increíbles razones para comer semillas de linaza, ¡y cómo utilizarlas!

Las semillas de linaza tienen tantas propiedades saludables maravillosas que cuesta no enamorarse de ellas! Aquí te damos 8 razones por las que deberías incorporarlas en tu dieta:

1. Dale la bienvenida a una piel más suave y un pelo brillante

Las grasas saludables, las vitaminas B y la mezcla de minerales de las semillas de linaza ayudan a que tu pelo y piel se mantengan en excelentes condiciones. Una a dos cucharadas diarias pueden ayudar a reducir la sequedad y el enrojecimiento, a mejorar el acné, la rosácea y el eczema.

¡Prueba el aceite de linaza como humectante corporal después de la ducha para nutrir tu piel desde afuera hacia dentro!

2. Reduce tu riesgo de cáncer de mama, de ovarios y endometrial

Todo está en los mágicos nutrientes llamados “ligninas”. Estas semillas son una de las mayores fuentes disponibles de lignanos, y tienen enormes poderes sanadores!

Los investigadores creen que el consumo regular de semillas de linaza puede reducir el riesgo de cáncer de mama, endometrial y de ovarios debido a que las bacterias intestinales convierten los tres lignanos que se encuentran en las semillas de linaza en enterolactona y enterodiol, que ayudan a equilibrar las hormonas de manera natural.

3. Absorberás más nutrientes de tu comida

Las semillas de linaza son como una goma natural. Contienen altos niveles de mucílago, que es buenísimo para tu sistema digestivo! Ayuda a que la comida permanezca más tiempo en el estómago, lo que ayuda a aumentar la absorción de nutrientes.

Además, esta goma soluble en agua ayuda a suavizar el revestimiento del intestino, y a eliminar las toxinas y los desechos. De este modo, recibes más de lo bueno y menor cantidad de las sustancias tóxicas que tu cuerpo no necesita!

4. No necesitarás servirte “repetición”

El alto contenido de fibra y la buena dosis de grasas saludable que contienen, te llevarán sentirte saciado más rápido. La fibra soluble se hincha en tu sistema digestivo al absorber líquidos y, de esta manera, te ayuda a sentirte satisfecho por más tiempo.

El contenido de grasas saludables te mantendrá saciado, así que agrega algunas semillas a tus ensaladas, semillas molidas a tus productos horneados, y también a tus smoothies - ¡te sentirás satisfecho y con energías por horas!

5. Mantiene a raya los niveles de colesterol

Anadir semillas de linaza a las comidas te puede ayudar a manejar tus niveles de colesterol.Las semillas son ricas en fibra soluble, que ayuda a atrapar la grasa y el colesterol en tu sistema digestivo, y a que pase por él sin quedarse atrapado donde no debe.

La fibra soluble también atrapa bilis, que está hecha de colesterol en la vesícula biliar. Cuando la bilis queda atrapada, pasa por el sistema digestivo y el cuerpo tiene que fabricar más. Esto ayuda a usar el exceso de colesterol en la sangre y así bajar sus niveles.

6. Ayudan a manejar los niveles de hormonas femeninas 

¡Otra vez los lignanos! Estas fibras vegetales no sólo nos entregan una dosis de antioxidantes, sino que también actúan como fitoestrógenos.

Este efecto equilibrador sobre las hormonas femeninas sugiere que también podría ser útil como alternativa a la terapia de reemplazo hormonal por sus propiedades estrogénicas. E incluso además, se ha visto que pueden ayudar a reducir el riesgo de osteoporosis.

Y como ventaja extra, para quienes aún no entran en la menopausia, también pueden ayudar a regular el ciclo menstrual.

7. ¿Dieta sin gluten? ¡Ningún problema! Son un buenísimo sustituto de la harina.

La linaza molida es una buenísima forma de reemplazar naturalmente las harinas con gluten para aquellos con enfermedad celíaca, sensibilidad al gluten, o que sencillamente andan buscando alternativas más saludables. La linaza es antiinflamatoria por naturaleza y multipropósito a la hora de hornear. Prueba esta deliciosa receta de Pan de chia y linaza para comenzar a disfrutar sus beneficios.

8. Te ayudarán a ir…

Con la ayuda de tu nueva amiga la linaza, se terminarán los momentos incómodos y complicados en el baño. Como son ricas en fibra, te ayudan a limpiar el colon empujando las toxinas y la comida, y facilitando la expulsión, si ese fuera tu problema.

No la consumas de más, porque mucha fibra puede causar hinchazón y molestias y así agravar la situación en vez de aliviarla. Empieza con 1 a 2 cucharadas diarias, ¡y bebe abundante agua!

Cómo usar semillas de linaza todos los días

Si no estás seguro de cómo incluir más semillas de linaza en tu dieta cotidiana, prueba con estas simples y saludables ideas:

•          Agrega algunas semillas de linaza a tu smoothie

•          Mezcla algunas con tu ensalada

•          Espolvorea una cucharadita o más sobre tu próximo plato de pasta cruda

•          Agrégalas a los aliños de ensaladas o condimentos

•          Añádelas cuando hornees crackers, galletas, muffins, o pan

•          O utilízalas como sustituto vegano del huevo para hornear

 

¿Cómo disfrutas de las semillas de linaza?

Autor: Laurentine Ten Bosch, Filmmaker (FOOD MATTERS HUNGRY FOR CHANGE)

Traducción: Rumbo Verde

Fuente: Rumbo Verde

Publicado el 14/06/2016 por Isidora